Museo Británico explora la vida de los antiguos nómadas siberianos

0
17
La exposición podrá disfrutarse a partir del 14 de septiembre hasta el 14 de enero de 2018

El Museo Británico de Londres presentó la exposición “Guerreros escitas de la antigua Siberia”, la primera muestra que explora el estilo de vida de esas tribus nómadas de hace más de 2.500 años.

Telas multicolores, chaquetas de piel, accesorios, utensilios de cocina e incluso accesorios para los caballos están expuestos al público entre el 14 de septiembre y el 14 de enero de 2018 en la galería Sainsbury del museo.

Más de 200 objetos revelan el estilo de vida escita, gracias a la colaboración del Museo del Hermitage de San Petesburgo, el Museo Nacional de la República de Kazajistán y el Museo Ashmolean de Oxford.

El director del Museo Británico de Londres, Hartwig Fischer, señaló durante la presentación a la prensa de la exhibición que “muchas personas no habían escuchado hablar antes de los nómadas siberianos” y es por lo que “la exposición es muy importante y especial”.

“La muestra nos cuenta una historia extraordinaria de descubrimientos arqueológicos, con algunos objetos de más de 2.500 años”, añadió Fischer.

El comisario de la exposición, Bob Dudley, dijo por su parte que esta colección “evidencia una alternativa económica y el mundo paralelo de los nómadas”.

“La historia de los escitas nunca estuvo escrita pero se puede leer a través de sus objetos” sostuvo Dudley.

La exposición incluye numerosos objetos que utilizaron entre el 900 a.C y 200 a.C en su encuentro con los griegos, asirios y persas.

La historia de los pueblos nómadas que habitaron la vasta extensión desde el suroeste de Rusia hasta China estaba enterrada bajo el hielo hasta el siglo XVIII, cuando se iniciaron las exploraciones.

Es por esto que la muestra comienza con un gran cuadro de Pedro el Grande (1672-1725) en una de sus visitas a Reino Unido, con quien comenzaron las misiones de búsqueda de las tumbas de los nómadas, donde se encontraron gran parte de los objetos.

A lo largo de la galería, el oro está presente en muchas de las figuras y objetos de la vida cotidiana, ya que era un metal muy importante para los escitas porque estaba relacionado con el poder.

Entre los objetos destacados hay accesorios para los caballos, el animal más importante para los nómadas siberianos, a los que vestían y decoraban para que pareciesen bestias mitológicas.

También hay una de las tumbas más largas de un jefe nómada descubierta en excavaciones en el sureste de Siberia en la década de 1940.

Hay un especial espacio dedicado a los tatuajes sobre la piel del jefe nómada, que se obtuvo durante las excavaciones de 1947 y que “pueden ser unos de los tatuajes más antiguos del mundo”, tal y como apuntó el director del Museo del Hermitage de San Petesburgo, Mikhail Piotrovsky.

“Esta exposición también recoge multitud de misterios que todavía no han sido resueltos como la antigüedad de los tatuajes”, añadió Piotrovsky.

En la colección de utensilios de cocina hay escondidos en una bolsa de cuero un par de trozos de queso perfectamente conservados.

El viaje por la antigua Siberia culmina con un espacio dedicado a la conexión entre la cultura nómada con la civilización sedentaria de sus vecinos, donde se reflejan en los objetos las influencias principalmente persas y de la antigua Grecia.

Alrededor del siglo II d.C, los escitas desaparecieron y fueron reemplazados por nuevos grupos de nómadas que habitaron cerca del Mar Negro, pero dejaron un legado que todavía hoy se sigue estudiando.

Tal y como refleja esta exposición, los últimos descubrimientos están llevando los museos la verdad sobre el estilo de vida en el mundo hace miles de años y que cuentan la historia de una rica y diversa civilización. (EFE)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here