Paro entre minorías étnicas dobla al de adultos blancos británicos

0
55
El estudio insta al Gobierno a poner en práctica "una estrategia de igualdad de raza que sea coherente"

El número de desempleados negros, asiáticos y de otras minorías en el Reino Unido dobla casi al de adultos blancos británicos en paro, según un estudio divulgado por la Comisión de Igualdad y Derechos Humanos.

El documento pone de manifiesto “arraigadas disparidades” en el trato que reciben los ciudadanos de este país en ámbitos como la educación, la justicia o la sanidad y señala, por ejemplo, que los hombres negros cuentan con la probabilidad más elevada de ser hallados culpables en un proceso judicial.

También revela las desventajas que afrontan en el Reino Unido las minorías étnicas y apunta a las diferencias en los criterios de admisión detectadas en escuelas de primaria, atendiendo al origen del alumno.

Tras conocerse esos datos, la primera ministra británica, Theresa May, aseguró que erradicar las injusticias raciales de la sociedad es “una prioridad personal” y se comprometió a adoptar medidas para combatir las diferencias detectadas.

El estudio insta al Gobierno a poner en práctica “una estrategia de igualdad de raza que sea coherente”.

Entre otros hallazgos, encuentra que los alumnos de raza negra caribeños eran excluidos permanentemente de los colegios con una proporción tres veces más alta que los estudiantes británicos blancos.

También refleja que el 71 % de los alumnos chinos de escuelas primarias cumplieron con los estándares esperados en las competencias de lectura, escritura y matemáticas, frente al 54 % de los estudiantes británicos blancos y al 13 % de alumnos blancos de raza gitana o romaní.

Según May, el Reino Unido “ha recorrido un largo camino a la hora de promover la igualdad y la oportunidad”, si bien los datos publicados muestran que todavía hay mucho por avanzar para tener un país que “verdaderamente funcione para todos”.

Al explicar que erradicar ese problema constituye una “prioridad personal”, May dijo que “cree con pasión que lo lejos que uno llegue en la vida debería depender de los talentos y del trabajo duro, y de nada más”.

Para terminar con esa lacra, May planea, entre otras medidas, crear programas de orientación y ofrecer becas de formación para personas de entre 16 y 24 años.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Igualdad y Derechos Humanos, David Isaac, sugirió a la BBC que los datos publicados deben emplearse en “fijar las bases para lograr un cambio real” y abordar “la desigualdad arraigada” en la sociedad. (EFE)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here